Una historia de emprendedores

 

El resultado de la inquietud de nuestro fundador dio el puntapié inicial para la creación de un nuevo mate. Ignacio Muñoz de Toro, jugador de rugby, amante de los viajes y estudiante de la UBA en ese momento,se encontraba con un problema.Necesitaba un mate. Este mate no podía ser el tradicional, tenía que romper estructuras. Tenía que ser un mate que se acople a cualquier situación de su vida. No solo que lo acompañe, si no que su diseño sea parte de su personalidad.


Esa personalidad aventurera, dinámica, divertida, soñadora, que lo llevaba a buscar la solución en la búsqueda de este mate que jamás encontró. Como buen emprendedor y amante del diseño, no se quedó de brazos cruzados y creó Nelo. Así es como Nelo llega a las manos de los amantes del diseño, de aquellos precisan de la practicidad de un mate para caminar el día a día, mientras diseñan las mejores decisiones de su vida.

 

Vivimos la vida disfrutando cada segundo.



Nos apasiona la aventura y nos motiva la innovación.